Tridio Alonge. Lapida funeraria vadiniense

Tridio_Alongun

Tridio Alongun. © Wikipedia

TRIDIO ALONGUN

BODE(ri) F(ilio) VA(diniensi), AN(norum) XXV

FRONTO DIODERI

GUM AMICO SVO

POS(v)IT H(ic) S(itus) E(st)

T(erra) L(evis)

 

Esta lápida fue hallada en 1933 próxima al Arroyo que discurre por la localidad leonesa de Remolina, cerca de su confluencia con el río Esla. Es una lápida funeraria vadiniense dedicada a Tridio Alungun o Tridio Alonge, perteneciente a la familia o clan de los Boderos Vadinienses (pueblo cántabro). El dedicante es su amigo Fronto Dioderi.

En ella podemos observar que falleció a la edad de veinticinco años. Además, aparece una simbología muy unida a este pueblo, como es el caballo, y flanqueado a éste se encuentran dos ramas que representan, presuntamente, el Tejo, un árbol venerado por esta cultura. Además, debajo de cada rama aparecen dos símbolos, el de la derecha, un círculo perfecto, que puede representar al sol, y el de la izquierda una especie de media luna.

Finalmente, la inscripción finaliza con la frase Posuit Hic Situs Est Terra Levis, manifestándonos que aquí yace el cuerpo de Tridio Alonge, podríamos traducirlo como: “puso este monumento donde aquí está enterrado, tierra leve”.

Otra peculiaridad que vemos en esta lapida, es que aparecen las hojas de hiedra que servían para separar las palabras, pero en este caso su función seria decorativa, por lo tanto, incorporaron estos símbolos posiblemente como una “moda”, quizás sin saber realmente su función.

El soporte que utiliza en este caso es el de un gran canto rodado donde se ha cincelado la inscripción y la decoración de la que hemos hablado anteriormente. Este tipo de estelas funerarias suelen aparecer cercanos a cursos fluviales, y en cuanto a la escritura, podemos decir que carece de gran homogeneidad, aunque su autor ha hecho un esfuerzo para mantener las letras en un mismo nivel.

 

El Ramo Leonés y los cambios de significado

Ramo-20

Ramo leonés. Fuente: wikicommons

El siguiente artículo viene motivado por la recuperación que ha habido en los últimos años de una tradición casi olvidada: el Ramo leonés. Esa recuperación se ha dado gracias a asociaciones[1]  y colectivos sociales que en un trabajo exhaustivo han conseguido potenciar entre la sociedad leonesa una tradición que se encontraba olvidada. En este artículo no solo analizaremos el propio Ramo Leonés, sino que intentaremos aportar una visión sobre los cambios de significado que ha sufrido dicha tradición.

En la actualidad, el Ramo leonés consiste en un armazón triangular de madera, en el que a modo simbólico se colocaban ciertas viandas y diversos adornos que hacen de este ramo un elemento navideño muy vistoso actualmente. Sigue leyendo