Museos, hacia un nuevo paradigma

Los nuevos desarrollos tecnológicos ya no son ajenos al mundo del museo. Junto al desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación se están abordando nuevas fórmulas para captar nuevos visitantes, comprender sus gustos y hacerles partícipes de las colecciones.

El uso cada vez más avanzado de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) por parte de la sociedad ha provocado que se comiencen a generar nuevos conceptos, nuevos diseños, nuevos modelos de entender y transmitir el conocimiento en instituciones como los museos. Recientemente, TNS España ha presentado el estudio Connected Life, que recoge los comportamientos digitales de 60.500 internautas de 50 países[1]. En este sentido, el estudio muestra que los dispositivos móviles, como los smartphones y las tablets, tienen una presencia abrumadora entre los consumidores, y destaca que España es uno de los países con mayor penetración de estas tecnologías.

Este uso de las TIC está comenzando a tener más cabida en los museos españoles, aunque éstos presentan mayor resistencia que los del panorama internacional, el cual está más abierto a la aplicación de las nuevas tendencias en los sectores culturales. Los museos están comprendiendo que sus consumidores, o potenciales consumidores, se sirven de las TIC en el uso diario, por lo que comenzar a estar presentes en las nuevas tecnologías les hará ganar consumidores, y lo que puede ser más eficiente, tener una mayor interacción entre visitante y museo.  El pasado año asistimos a la presentación de un amplio análisis en este sentido por parte de Acción Cultural Española (AC/E), que dedicó su publicación anual a las tendencias digitales en el mundo de la cultura, incluyendo una sección de «Museos y nuevas tecnologías».

man

Museo Arqueológico Nacional

Unido al uso de las nuevas tecnologías, los museos se están sirviendo de los nuevos conceptos y técnicas publicitarias. Para ello, algunos museos internacionales están aplicando el Content Marketing, que consiste en la «creación y posterior distribución de contenidos relevantes y valiosos para atraer al público objetivo hasta el producto o servicio mediante opciones como: White papers, libros, cómics, blogs, podcasts, aplicaciones móviles, etc.»[2]. De esta manera, algunos museos han creado aplicaciones utilizando el contenido que ofrecen y del que disponen. Así, pueden crearse historias capaces de conectar con sus potenciales visitantes, lo que permitirá a los muesos alcanzar una conexión entre la institución y el visitante, haciéndole partícipe de las colecciones de un modo más personal y afectivo.

Las últimas tendencias digitales pasan por proyectos que van desde pantallas interactivas, beacons, códigos QR, realidad aumentada o reconocimiento facial, entre otros. Todos estos dispositivos buscan la manera de que el usuario de los museos pase de tener un papel pasivo a un papel completamente activo.

Entre las tendencias anteriormente citadas, los códigos QR han tenido un mayor desarrollo y estamos más acostumbrados a encontrarnos con este tipo de elementos, los cuales son puertas de enlaces para ampliar información en nuestros dispositivos móviles. Los códigos QR tienen un funcionamiento sencillo: simplemente guardan en su interior un enlace a una determinada página web. Por otra parte, un elemento nuevo está cobrando mayor presencia en los museos, sobre todo por las posibilidades que puede ofrecer, se trata de los denominados Beacons, desarrollados en primer lugar por Apple. Esta tecnología consiste en un pequeño transmisor que lanza, a través de una señal bluetooth, información a los dispositivos móviles. Estos tienen una app, instalada previamente, para recibir la información que se desea transmitir. Con este tipo de tecnologías, los museos pueden crear recorridos y ampliar la información de sus exposiciones, lo que les da aplicaciones muy interesantes.

Este tipo de tecnologías parecen accesibles a corto plazo, ya que su instalación y mantenimiento no supone un gran gasto para las instituciones culturales.

Entre las tendencias digitales que mayor auge han tenido, también relacionado con su éxito entre el público, están las tecnologías de 3D y realidad aumentada. Esto se debe a que gracias a ellas, podemos ver recreaciones a todo detalle que nos ayudan a comprender mejor como eran antiguos poblados, especies desaparecidas, etc.

Una de las tecnologías que mayor conocimiento puede aportar al museo en cuanto al comportamiento de sus visitantes es el reconocimiento facial. Gracias a este sistema, se puede conocer, como así cita el Anuario de Acción Cultural España «en el mayor detalle posible las reacciones emocionales de los usuarios para tener una mejor lectura e interpretación de sus gustos e interés». Las posibilidades que ofrece son altísimas, ya que de esta manera se podrá mejorar la museografía, las tendencias y el comportamiento del visitante. En este sentido, la empresa Museum Guide 2.0, está desarrollando un sistema para ofrecer información detallada de lo que está viendo el visitante en tiempo real: a través de unas gafas con un sensor, el dispositivo amplía información sobre la parte concreta de la obra que se está observando.

Por otra parte, Google está desarrollando una serie de proyectos relacionados con la cultura y las instituciones culturales. Estos proyectos son Art Project, World Wonders y Momentos Históricos. Art Porject es un sitio web que contiene más de 45.000 obras de arte. Se sirve de la tecnología Street View para recorrer las galerías de museos como la Tate Britian, el Museo Nacional de Alemania, Rijkmuseum, etc. El proyecto World Wonders se asemeja al anterior, pues también se sirve de Street View, pero en este caso aplicado a lugares en diferentes ubicaciones del mundo, donde además de poder realizar un recorrido virtual, disponemos de información complementaria para conocer más detalles. Finalmente, el proyecto Momentos Históricos es otro sitio web donde se ofrecen exposiciones sobre acontecimientos históricos de la humanidad.

En definitiva, la unión de nuevos conceptos llegados de diferentes campos harán de los museos lugares atractivos a las generaciones que han nacido ya con las nuevas tecnologías en la mano. El cumplimiento por parte de los museos de la difusión de la cultura del ayer, tendrá como nuevas herramientas los dispositivos del hoy. Con todo ello, nos encontramos con un panorama en evolución, cuyo desarrollo no ha de resultarnos ajeno.

 

Bibliografía

[1] Connected Life. Descubre cómo la tecnología está transformando la vida de los consumidores [en línea] <http://www.tnsglobal.es/servicios/Digital/Connected-Life> [Consulta: 10 de febrero 2016]

[2] PULIZZI, J.; KRANZ, J. Content Marqueting Playbook. 42 Ways to Connect with Costumers. Z Squared Media LLC.

Fuentes para ampliar:

  • CASTILLA SAN MARTÍN, P. Nuevas tecnologías expositivas. Publicado en Revista Telob (Cuadernos de Comunicación e Innovación). (2012)
  • JOHNSON, L., ADAMS BECKER, S., ESTRADA, V., FREEMAN, A.
  • (2015). NMC Horizon Report: 2015 Museum Edition. Austin, Texas:
  • The New Media Consortium.
  • MATEOS RUILLO, S.M. Museos y Content Marketing. Hacia un nuevo modelo de generación de contenidos culturales. Revista Zer. Vol.18. Núm. 34. (2013).
  • PULIZZI, J.; KRANZ, J. Content Marqueting Playbook. 42 Ways to Connect with Costumers. Z Squared Media LLC.
  • AA. Focus 2015. Museos y nuevas tecnologías. Anuario AC/E de cultura digital 2015. Acción Cultural Española (AC/E). (2015)
  • AA. Los museos en la era digital. Uso de nuevas tecnologías antes, durante y después de visitar un museo, centro cultural o galería de arte. Estudio realizado por dosdoce.com. (2013).
  • AA. Revista Digital del Comité Español de ICOM. Museos y Redes sociales.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.