Buenas políticas culturales: tarjeta «León Pass»

Facilitar el acceso a la cultura debe ser una máxima entre las políticas culturales llevadas a cabo por las instituciones y las exigencias de los ciudadanos. A finales de octubre, en la ciudad de León, se ha creado una tarjeta llamada León Pass, una iniciativa de la Asociación de Comerciantes y Hosteleros «León Centro», que ha contado con el apoyo institucional del Ayto. de León y la Junta de Castilla y León. Dicha tarjeta, busca incrementar el número de visitantes en los diferentes activos culturales que tiene la ciudad, así como descuentos en los comercios adheridos a este programa. El coste de la misma será de 10€, lo que abaratará de manera considerable el precio de acceso a los diferentes museos y monumentos. Además, se ha creado una página web y una app para móviles android para facilitar el uso de la tarjeta.

mano_tarjeta_slide2Dicha medida se enmarca dentro de la línea seguida en los últimos tiempos para conseguir que León sea un destino turístico de fin de semana. Esta ciudad lleva tiempo posicionándose en este tipo de turismo, y la reciente incorporación de León a la red del AVE fomenta que cada vez sea una realidad más palpable.

Este tipo de tarjetas ya funcionan en otras ciudades como pueden ser el caso de Madrid, Granada, Barcelona, Roma… y son recibidas de buen grado por los turistas, ya que facilita el acceso a la oferta turística de la ciudad que se está visitando, siendo un ahorro en el coste de las entradas y además, cuenta con numerosos descuentos.

Estas políticas conseguirán en definitiva, que se eleve la cifra de visitas a los diferentes museos que alberga la ciudad, como son el MUSAC, el Museo de la Real Colegiata de San Isidoro, el Museo de León entre otros, lo que conllevará a un incremento del consumo en la propia ciudad.

Finalmente, junto a estas medidas de fomento de visitas y de aunar la oferta cultural de la ciudad leonesa, sería constructivo crear una agenda cultural atrayente, con diferentes actos para conseguir un mayor número de turistas. En este caso, el festival del Purple Weekend o la Semana Santa de León, declarada de Interés Turístico Internacional, son ejemplos de que este tipo de actos culturales son un gran polo de atracción de turistas, y en definitiva, consumidores.

Un comienzo…

Siempre es duro, siempre es difícil. No saber cómo dar los primeros pasos, dónde dirigirte o dónde colocarte, un comienzo es un comienzo, lleno de esperanza, de miedos y de sorpresas, pero ayuda cuando observas y descubres el polvo del camino que te ha traído hasta aquí. Un polvo lleno de retos superados, un polvo donde se reflejan aquellas partículas que te han seguido y que siempre han estado ahí, a tu lado, sin desprenderse.

Pero en algunos momentos, los comienzos son finales, como Andrés, un pastor de Ainille, el último de Ainille, que espera su final, con un canto a la esperanza, una esperanza reflejada en la vuelta de su hijo: «…buscará entre las piedras las huellas de esta casa, rastreará bajo la hierba el recuerdo de sus padres y, ¿quién sabe?, quizá alcance todavía a descubrir entre las zarzas una laja de piedra con mi nombre grabado y el perfil de la tumba en la que, dentro de muy poco, yo dormiré esperándole».

Este fragmento pertenece a la obra de Julio Llamazares, La lluvia amarilla, un libro que refleja un final de una vida y un pueblo, cargado de dureza y nostalgia, pero como decimos, los finales pueden dar comienzo a un nuevo día, a un despertar. Por ello, seremos el último de Ainille, seguiremos llevando la esperanza de un lugar que no ha muerto, para llenarlo de historias, mis historias, mi vida y aquello que mis ojos, mi mente y mi corazón observa a mi alrededor.

Hoy damos comienzo a este blog, hoy somos…

…el último de Ainielle.

hoja